Todo lo que no sabías sobre la excitación masculina

Todo lo que no sabías sobre la excitación masculina

Todo lo que no sabías sobre la exitación masculina
Por: Diana Oliva Última actualización: 23-08-2012

Bloque que muestra la firma del editor.

Diana Oliva | Editora

Tanto el hombre como la mujer, pasan por distintas etapas durante su respuesta sexual, en los que se producirán una serie de cambios fisiológicos y emocionales.

 

Cuando un hombre se excita, sus reacciones, igual que las de la mujer, no se limitan únicamente a sus órganos sexuales. La excitación comienza en el cerebro, y la idea de algo real o imaginario es suficiente para iniciarle 

 

Así, la estimulación masculina es causada predominantemente por incentivos visuales: al hombre le trastorna la ropa y el maquillaje, así como ver cuerpos femeninos desnudos o semidesnudos. Las experiencias pasadas juegan un papel fundamental; objetos y circunstancias relacionados con el sexo también pueden provocar excitación.

 

La respuesta sexual del hombre se puede dividir en las mismas cuatro fases del coito.

Excitación

Durante esta fase, se da la erección, respuesta reflejo que consiste en un aumento de volumen y tensión del pene, debido a una mayor afluencia sanguínea en la zona. Así, mientras que en estado de reposo la sangre entra por las arterias y continúa su flujo por la salida venosa, durante esta etapa la salida se cierra de forma que se retiene en los genitales.

 

Debido a esta acumulación sanguínea los testículos ascienden y la piel de escroto se enrojece, además la apertura de la uretra se dilata.

 

En el momento más avanzado de esta etapa, las glándulas de Cowper segregan el denominado líquido pre seminal, cuya función es la de limpiar el conducto urinario de restos de semen y orina, por donde posteriormente se expulsará el líquido seminal durante la eyaculación. También responde a una función lubricante.

 

Aún cuando la cantidad segregada es de apenas unas gotas, este líquido contiene espermatozoides en bajas concentraciones, por lo que es importante no descarta un posible embarazo.

 

Fase de meseta

Consiste en el mantenimiento de la excitación, y por lo tanto de la obtención de la tensión sexual necesaria para llegar al orgasmo manteniéndose las reacciones antes descritas.

 

Durante esta etapa inicia la penetración; una vez en el interior de la vagina, el hombre comienza los movimientos pélvicos; el pene alcanza su tamaño máximo y los testículos se elevan.



Orgasmo

Ocurre la descarga de la tensión acumulada durante la excitación y meseta. Todo esto mediante una serie de contracciones recurrentes y regulares de la uretra y de los músculos profundos del pene.

 

Culmina en la eyaculación; la uretra se contrae rítmicamente a lo largo e impulsa a presión el fluido seminal por todo el pene. Durante este momento, el esfínter anal experimenta contracciones simultáneas a las contracciones explosivas de la uretra y las sensaciones de exquisito placer se experimentan.

 

Resolución

La erección desciende paulatinamente; el pene, por lo general, se pone flácido. Tras esta fase, no podrá haber erección durante un tiempo, que variará en función de la edad y las características físicas de cada varón. La micción (orina) también contribuye al desentumecimiento.

 

Si un hombre retira el pene de la vagina de su pareja inmediatamente después de la eyaculación, su completo desentumecimiento se produce mucho más rápido que si su pene permanece dentro.

 

Una vez que el pene vuelve a su tamaño normal, el hombre se relaja y con frecuencia se siente somnoliento.

 

Pasado este tiempo puede volver a haber erección acompañada nuevamente de orgasmo aunque la eyaculación será menos abundante o inexistente.

 



 

¿Qué piensas?, Comparte tu opinión