Sexualidad influye en la personalidad

Sexualidad influye en la personalidad

En todas las etapas de la vida está presente
Por: Cortesía: Hospitales Angeles Última actualización: 19-10-2011

Bloque que muestra la firma del editor.

Consuelo Hernández | Editora

Editora de Salud180.com, egresada de la UAM-X. Disfruta de la música y la naturaleza. Fan del ciclismo y del buen humor.

La sexualidad está presente durante toda la vida del individuo y se define desde el nacimiento, pero se va integrando por factores genéticos, fisiológicos, ambientales, culturales, de educación y de costumbres. Estos factores han determinado históricamente el rol sexual de la mujer.

 

A través de la historia ha tenido dos papeles principales: el de procrear (tener hijos para continuar la familia) y el de satisfacer el instinto sexual masculino, aunque en ocasiones estas funciones se producen en distintas mujeres.

 

 

Diferencia entre sexo y sexualidad

El sexo está determinado por un conjunto de características biológicas que hace que los seres humanos se distingan en masculino y femenino. La sexualidad es la manifestación en la conducta de relación y forma parte del desarrollo y de la personalidad, en la que se incluyen el placer, la satisfacción interpersonal y la relación sexual gratificante, sus expresiones van más allá de las respuestas genitales.

 

El niño y la sexualidad

En el niño, la sexualidad se presenta en primer término como instinto, posteriormente las conductas aprendidas por él, a través de su familia, y el manejo adecuado de las emociones del niño durante su desarrollo, serán básicas para su vida.

Además, durante el ciclo escolar de la primaria, la influencia de los compañeros y amigos es determinante para su comportamiento futuro relacionado con la sexualidad.

La sexualidad en la adolescencia

En la pubertad es cuando se presenta el impulso sexual, y es durante la adolescencia cuando la excitación y las relaciones sexuales se dan independientemente de las necesidades de reproducción, debido a que están orientadas fundamentalmente hacia las sensaciones de placer y erotismo. El adolescente sufre cambios tanto físicos como mentales, y al principio de esta etapa desarrolla una nueva modalidad en la forma de pensar, la cual le permite la reflexión y la crítica.



La autoestima y la confianza en sí mismo se deterioran, ya que su imagen real no responde a la ideal, es decir, en la basada en los estereotipos culturales de belleza. Posteriormente, buscan la identificación con personas ajenas al hogar para así romper las ligas emocionales infantiles.

 

Al disminuir la relación emocional con su progenitor del mismo sexo, se crea una duda sobre su identidad sexual, por lo que buscan compañía del mismo sexo y así tratan de afinar su personalidad; cuando esta etapa llega a su término, el adolescente tiene más estabilidad en sus emociones.

 

 

¿Qué caracteriza la sexualidad en la mujer adulta?

En la mujer adulta la función sexual está condicionada por un deseo consistente, en el que invierte un sentimiento espiritual como el amor; así como por el instinto, que en muchas ocasiones es inconsciente. Cuando el deseo sexual es interrumpido, causa trastornos somáticos como: dermatitis, dolores musculares, cefaleas sin motivo aparente, o neurosis de tipo angustia, depresión, irritabilidad, insomnio, entre otros.

 

Existen mujeres que aun teniendo pareja, sus relaciones sexuales no son gratificantes, es decir no llegan al orgasmo, ya sea porque ignoran todo lo relacionado con ellas, o porque no se concentran en el acto mismo. Otra posibilidad es que la mujer tenga incapacidad orgásmica, la cual no se debe confundir con la frigidez. El ejercicio adecuado de la sexualidad en la edad fértil de la mujer es de gran importancia para su equilibrio emocional.

Anticonceptivos y la sexualidad

La ciencia, con la tecnología anticonceptiva actual, proporciona un amplio margen de seguridad para el control de la natalidad. Esto ha permitido que la mujer disocie la función reproductiva de la sexual. Por esto, el individuo tiene una mayor expresión de su sexualidad y así puede elegir el número de hijos que desee procrear, y tener una comunión sexual plena con su pareja.

 

 

Climaterio y sexualidad

La sexualidad no concluye con el climaterio. La mujer debe comprender que a partir de esta época se encuentra más preparada para disfrutar la relación de pareja, pues ya no hay probabilidad de embarazo; además, los hijos ya no requieren tanta atención o bien ya tienen su propia vida.

¿Hay manifestaciones de sexualidad en la tercera edad?

En la tercera edad se cuenta con la experiencia para ejercer con plenitud la sexualidad, sólo que hay que cambiar la mentalidad y la educación para que desarrolle al máximo sus capacidades y conozca las posibilidades de la respuesta sexual gratificante, que puede brindar una estabilidad emocional tan significativa en esta etapa de la vida.

 

Se ha considerado a la mujer anciana sin derecho a sentir amor de pareja o satisfacción sexual; sin embargo, las manifestaciones sexuales tienen un carácter universal.

 

Síguenos en Twitter y Facebook.

 

Si te interesa recibir más información sobre este tema, no dudes en registrarte con nosotros.

¿Qué piensas?, Comparte tu opinión