Monogamia y poligamia dependen de la organización del cerebro

Monogamia y poligamia dependen de la organización del cerebro

La monogamia o poligamia dependen de la forma en que nuestro cerebro está organizado, es decir, es una preferencia puramente biológica, señaló el titular del Laboratorio de Neurociencias de...
Monogamia y poligamia dependen de la organización de nuestro cerebro.

Bloque que muestra la firma del editor.

Mariana Peña | Editora

Somos el sitio líder de estilo de vida en México y América Latina. Sumamos a los mejores expertos, para mejorar tu calidad de vida.

La monogamia o poligamia dependen de la forma en que nuestro cerebro está organizado, es decir, es una preferencia puramente biológica, señaló el titular del Laboratorio de Neurociencias de la Universidad Iberoamericana, Oscar Galicia Castillo.

 

Estudios realizados en ratones revelan que la estrategia de la poligamia o monogamia depende del número de receptores a vasopresina que se encuentran en un área específica del cerebro conocida como núcleo de cumbens. Cada vez que se estimula el núcleo se producen sensaciones de placer intensas, y a mayor número de receptores de vasopresina mayor es la propensión a ser monógamo.

 

La oxitocina, hormona liberada durante el orgasmo en hombres y mujeres, también es llamada la “hormona del amor”, esto se debe a que los científicos creen que promueve el vínculo afectivo en las personas con las que tenemos relaciones sexuales. La oxitocina, al igual que la vasopresina, entre más receptores tenga, mayor o más intenso es el orgasmo dijo Galicia.

 

La cantidad de receptores en el núcleo de cumbens, es diferente en cada persona. Hay individuos más susceptibles y otros necesitan dosis más altas para lograr estimularse y por ello buscan emociones fuertes, novedades o se cansan rápidamente de sus relaciones porque tienen poca actividad en el núcleo.

 

La organización de nuestro cerebro puede determinar cómo valoramos nuestras relaciones, e incluso si nos sentimos enamorados o no, o el grado de placer que sentimos durante el sexo.

 

Por eso para tener una relación sólida, íntima y profunda se necesita de una buena expresión de la sexualidad, ese deseo íntimo que puede llevar a las parejas a sobrevivir y mantenerse unidos aunque tengan peleas. Caso contrario de las parejas que se llevan muy bien pero tienen relaciones sexuales terribles que los hacen cansarse el uno del otro y hasta separarse, para las personas es necesaria esa forma de comunicación íntima y otro tipo de afecto que sólo se puede tener con sexo.

 

Socialmente, el modelo poligámico es infuncional en la actualidad, es más conveniente la monogamia que permite identificar claramente quién es nuestra descendencia y vivir un modelo familiar estable.

 

Fuente: Universidad Iberoamericana Ciudad de México 

imxsify block

Lo que pasa en la red
¿Qué piensas?, Comparte tu opinión