Métodos anticonceptivos femeninos

Métodos anticonceptivos femeninos

Comentarios
Utiliza estos métodos anticonceptivos sin que afecte tu vida sexual
Por: Lau Martínez Última actualización: 31-10-2011

Bloque que muestra la firma del editor.

Lau Martínez | Colaboradora

Es posible que ningún medicamento haya tenido un impacto social, político y médico tan extraordinario en los últimos cincuenta años como la píldora anticonceptiva. Gracias a ella, las mujeres toman conciencia de su cuerpo y de su responsabilidad.

 

Ha pasado el tiempo y los métodos anticonceptivos de última generación siguen dando de qué hablar e impactando en la decisión de tener o no tener hijos, sin que ello afecte a su vida sexual.

 

 

Lo nuevo en anticoncepción

Los métodos anticonceptivos son hoy múltiples y adecuados para cada tipo de persona y acordes a condiciones físicas especiales. La Fundación Mexicana para la Planeación Familiar A. C.(MEXFAM), pionera desde hace 40 años en los temas de salud reproductiva y planificación familiar en México, explica qué tan efectivos son y qué ventajas y desventajas tienen los modernos anticonceptivos que circulan en el mercado.

 

  • Los implantes subdérmicos son pequeñas barras o tubitos que se insertan debajo de la piel, generalmente en el brazo, y que liberan una hormona sintética que evita la ovulación, además de dificultar la entrada de los espermatozoides a la matriz para fecundar el óvulo, impidiendo así el embarazo.

 

La protección de los implantes subdérmicos puede durar hasta cinco años; son 99% efectivos durante el primer año; después, su eficacia disminuye gradualmente.

 

Tienen múltiples ventajas: no interfieren con las relaciones sexuales, regulan el ciclo menstrual, eliminan los cólicos y, al retirarlos, la fertilidad de la mujer se recupera fácilmente.

 

Sin embargo, solamente pueden ser colocados o retirados por personal médico y su costo es relativamente alto. De acuerdo con la MEXFAM, existen varios tipos de implantes cuya efectividad varía de 3 a 5 años.

 

Algunos son rechazados por muchas mujeres porque requieren una intervención quirúrgica tanto para insertarlos como para quitarlos puesto que deben colocarse bajo la piel.

  • El condón femenino es una funda de poliuretano con dos anillos que lo fijan en la vagina para impedir el contacto piel a piel con el pene. Si se usa correctamente y en cada relación sexual, es efectivo entre el 80 y 98 por ciento de los casos.

 

Evita tanto las infecciones de transmisión sexual (ITS), incluido el VIH-SIDA, como los embarazos no deseados. Entre sus diversas ventajas, permite a la mujer controlar la protección durante la relación sexual, porque ella misma lo coloca y lo retira fácilmente (como si se tratara de un tampón).

 

Cortesía:mimenstruacion.blogspot.com

 

Se puede colocar hasta 8 horas antes de la relación sexual y no requiere erección total del pene, ni retiro antes de que termine la erección, como en el caso del condón masculino. Sin embargo, el costo del condón femenino sigue siendo relativamente alto.

 

  • El parche transdérmico es un pequeño emplasto cuadrado (de cinco centímetros por lado) que se adhiere al cuerpo de la mujer y libera, a través de la piel, una sustancia que contiene dos hormonas y tiene efectos anticonceptivos semejantes a las pastillas combinadas. Su efectividad es muy alta, semejante a las píldoras anticonceptivas, si se siguen minuciosamente las instrucciones de uso.

 

Tiene las mismas ventajas de las pastillas con una virtud adicional: es más difícil que la mujer lo olvide, pues se trata de una aplicación semanal. Con este método hay una semana de descanso después de tres de aplicación.

 

Otra ventaja es que el contenido del parche pasa directamente a la sangre sin circular a través del hígado, lo cual no ocurre con los anticonceptivos orales que deben pasar obligadamente por este órgano quedándose allí parte de la composición con las consecuencias que pueda traer esa acumulación.

 

Los inconvenientes son su costo (relativamente alto) y que puede causar las mismas molestias que los anticonceptivos orales.

  • El anillo vaginal, que se comercializa en Estados Unidos y Europa desde el 2002, se considera el método anticonceptivo hormonal más reciente.

 

Se trata de un aro de plástico flexible, de aproximadamente 5 centímetros de diámetro, el cual actúa liberando hormonas (estrógeno y gestágeno) que se absorben a través de la mucosa vaginal, por lo que se evita el efecto del primer paso por el hígado. Su uso es abierto a todas las edades y las mujeres lo colocan fácilmente en la vagina, gracias a su flexibilidad y suavidad.

 

Tras la inserción, el anillo anticonceptivo se mantiene colocado durante tres semanas seguidas, al cabo de las cuales debe ser retirado y descansar una semana, en la cual se presentará la regla; transcurridos siete días sin anticonceptivo deberá colocarse uno nuevo.

 

Estudios indican que el anillo tiene una eficacia del 95 al 99% para evitar el embarazo; sin embargo, presenta algunas desventajas específicas, como mayor flujo vaginal y posible irritación en la zona de aplicación.

 

Al igual que con la píldora, este producto no está recomendado para mujeres mayores de 35 años que sean fumadoras, quienes estén lactando, sufran cáncer de mama o de útero, o tengan problemas en el corazón.

 

  • Los anticonceptivos orales de emergencia han demostrado su efectividad en tres de cada cuatro mujeres, la cual aumenta si la dosis se toma rápidamente después de la relación no protegida dependiendo del día del ciclo menstrual en que se tuvo el contacto. Son una buena opción para casos como éste o en los de ruptura del condón, o violación.

 

En opinión de los expertos de MEXFAM, si el embarazo ya está en curso, este método no tiene efecto ni causa daño. En caso de vómito en las dos horas siguientes a la toma de las pastillas, se debe repetir la dosis y puede ser aplicada por vía vaginal.

 

Síguenos en Twitter Facebook.

 

Si te interesa recibir más información sobre este tema, no dudes en registrarte con nosotros.

¿QUÉ OPINAS?
comentarios