5 tips para prevenir la resequedad vaginal

5 tips para prevenir la resequedad vaginal

Durante la vida reproductiva, una mujer puede experimentar diversos cambios, más aún luego de los 40 años, en lo que la reducción de determinadas hormonas como los estrógenos, pueden...
Fuente: Photos.com

Bloque que muestra la firma del editor.

J. Manuel Reyes | Editor

Editor de Salud180.com Aficionado a las nuevas ideas. Una palabra lo cambia todo.

Durante la vida reproductiva, una mujer puede experimentar diversos cambios, más aún luego de los 40 años, en lo que la reducción de determinadas hormonas como los estrógenos, pueden causar algunos trastornos que afectan la vida sexual de una mujer, tales como la resequedad vaginal, por ello es importante saber cómo prevenirlo.

 

En entrevista con Salud180.com, la médica Miriam Negrin, gÍneco obstetra y secretaria de la Asociación Mexicana para el Estudio de Climaterio, explica que debido a la reducción de estrógenos desde la premenopausia, una mujer puede experimentar síntomas como dolor durante las relaciones sexuales, resequedad vaginal, atrofia de piel y mucosas, dolor de cabeza y musculares, irritabilidad e insomnio.

 

Hábitos que previenen la resequedad

 

Estos cambios hormonales reducen la lubricación vaginal, razón por la cual se produce la resequedad vaginal, irritación, inflamación y dolor, por ello, para evitar futuras complicaciones, como infecciones o incontinencia urinaria, la especialista nos brinda algunos consejos para prevenir la resequedad vaginal y sus posibles tratamientos:

 

1. Beber abundante agua, lo cual facilitará la producción de secreciones, entre ellas la lubricación y mejora el estado de la piel, con lo cual se combate la resequedad vaginal.

 

2. Emplear para la higiene íntima jabones que contengan ácido láctico, los cuales conservan la flora vaginal y restablecen la acidez (Ph) necesaria para que la lubricación sea más eficiente.

 

3. Evitar en lo posible fumar y beber alcohol, ya que este tipo de sustancias resecan tanto la piel, como las mucosas, como la vaginal, lo que eleva el riesgo de resequedad.

 

4. No aguantarse las ganas de ir al baño a orinar, pues de esa manera constantemente se limpia la vejiga y se previene la presencia de gérmenes que conduzcan a infecciones.

 

5. Anticonceptivos. Es importante prestar atención a los efectos que muchos anticonceptivos tienen, especialmente en cuanto al cambio de condiciones de la vagina, su flora y Ph. En caso de observar molestias, es vital consultarlo con el ginecólogo.

 

Entre los tratamientos más frecuentes para reducir la resequedad vaginal se encuentra el uso de terapias hormonales locales, como la de estrógenos, en cremas o geles, las cuales reestablecen las condiciones de la vagina y su flora regular.

Video recomendado

imxsify block

Lo que pasa en la red
¿Qué piensas?, Comparte tu opinión