Mitos y realidades del Splenda

Mitos y realidades del Splenda

Conoce cuáles son los mitos y realidades del Splenda
Por: Deya Cano Última actualización: 06-08-2013

Bloque que muestra la firma del editor.

Deya Cano | Editora

Sin duda los sustitutos de azúcar son parte de la vida cotidiana no sólo de las personas que desean cuidar su figura y bajar de peso, sino de aquellos que viven con alguna enfermedad metabólica como la diabetes,  pero ¿cuáles son los mitos y realidades del Splenda?

En entrevista para  Salud180.com, el endocrinólogo  Jorge Yamamoto,  director general de Policlinic para la atención de la Diabetes en México, señala:

“Desde años han surgido muchos mitos del Splenda, vinculadas al desarrollo de cáncer, problemas de memoria, desórdenes  psicológicos, etc. pero todos los estudios han demostrado que esto no es cierto; son mitos y creencias falsas”.

 

También te puede interesar: Sustitutos son buenos para tu salud

El experto en enfermedades metabólicas, afirma que el uso de Splenda es 100% seguro  y se puede consumir a cualquier edad: “No eleva la glucosa, no afecta el metabolismo y  no daña tu salud”.

 

¿Qué es mejor Splenda o Stevia?

Respecto a las "versiones" que señalan que a largo plazo el uso de Splenda, es letal en la salud, revela: “En algunas investigaciones se ha dicho que hay reacciones adversas en animales, pero la razón es porque son cantidades que ningún ser humano consume. Por ejemplo, ingerir 2 kilos de este edulcorante al día y obvio eso no sucede".

Entorno a que la  Stevia es mejor que el Splenda, el endocrinólogo aclara: “El  Stevia es un edulcorante natural; sin embargo también está combinado con otros ingredientes;  ninguno es mejor o peor que el otro. Simplemente el Stevia es natural, pero se ha comprobado que deja un sabor amargo y no sabe azúcar, mientras que el Splenda es un producto artificial que sí sabe a azúcar”.

 

También te puede interesar:  Claves para elegir un edulcorante

 

El uso del sustituto de azúcar es inofensivo para la salud y la elección depende de tus preferencias; de acuerdo con el Dr. Yamamoto, lo puedes consumir toda tu vida, sin importar que estés embarazada, lactando, etc.

¿Qué piensas?, Comparte tu opinión